¿Cómo identificar una relación tóxica?

En toda relación de pareja pueden haber discusiones, lo que es normal puesto que algunas veces tendrán puntos de vista diferentes y esto lleva a que cada uno defienda su posición, sin embargo, si éstas discusiones toman un rumbo violento tanto físico como emocional ya no serían sanas ni contribuirían al desarrollo de cada persona ni de la pareja como tal.

 

Las relaciones tóxicas se caracterizan por tener comportamientos disfuncionales los cuales impiden el crecimiento personal y la expresión psicoafectiva, esto afecta las emociones, las conductas y los pensamientos de cada una de las partes, estas relaciones se acompañan de la incapacidad para realizar cambios en pro de la relación aun siendo conscientes de la disfuncionalidad de ésta, debido a que existe dependencia emocional de una o de las dos personas que la conforman. 

 

En estas relaciones se resaltan los defectos o problemas que cada persona posea, ya que, se originan a partir de comportamientos relacionados con:

 

 

  • La necesidad de control elimina cualquier forma de independencia y autonomía por parte de uno de los miembros de la pareja sobre el otro donde hay conductas como saber dónde está la pareja en todo momento, qué hace, con quién está, se critica la  apariencia, etc.

 

 

  • La dependencia emocional, se caracteriza por la necesidad excesiva de afecto, de aprobación, sumisión o subordinación, en el que prima la exclusividad y el miedo a la soledad y en la que se hace lo imposible por evitar el fin de la relación, esta también puede estar relacionada con el apego inseguro 

 

 

  • La dificultad de resolver conflictos, ya que los métodos de algunas personas para solucionar cualquier conflicto se basan en la discusión de manera repetitiva, apareciendo sentimientos de malestar y falta de empatía. 

 

 

  • Los celos, donde la persona siente envidio y/o se siente amenazada en su relación a causa de la intrusión de terceras personas en la relación, pero, además, pueden aparecer ante determinados agentes del ámbito familiar, social o laboral.

 

 

  • La falta de comunicación asertiva ya que la persona es incapaz de expresar sus propios sentimientos y opiniones sin menospreciar lo que sienten y opinan los demás.

 

 

La relaciones tóxicas se mantienen en un constante ciclo que refleja la dependencia de las personas a la relación, éste consta de la Fase de tensión creciente, Fase de explosión de la tensión mediante discusiones (posible intento de ruptura), Fase de reconciliación y luego de un tiempo vuelve a la Fase de tensión creciente, cabe resaltar que las fases pueden durar tiempos diferentes, desde horas hasta días. 

 

Los tipos de parejas tóxicas son:

 

  • Patrón Agobiante-Controlador donde hay una marcada necesidad de conocimiento del estado de la pareja en todo momento.

 

 

  • Encubridor donde la persona que ejerce control no actúa de forma complementaria a lo que exige; es decir, aplica reglas que él o ella mismo no cumple

 

 

  • Peleador donde intercambian actos de violencia de forma recíproca y no es posible establecer un estímulo concreto que active la conducta violenta.

 

 

  • Manipulador, donde hay mensajes indirectos que dificultan la comprensión del mensaje, lo cual ocasiona malas interpretaciones y muchas veces se busca frustrar los planes del otro.

 

 

Ahora bien, las relaciones sanas, aunque pueden tener problemas no implican mayores sentimientos de malestar que de bienestar, y permiten el desarrollo y evolución de las personas que la conforman, adicionalmente, para lograr una relación sana es necesario:

 

  • Establecer límites claros y precisos ya que marcan hasta dónde la pareja es capaz de llegar, qué se permite, qué no, hasta dónde ciertos comportamientos son respetables, qué nivel de libertad se permite, etc., esto llevaría a que se promueva una buena comunicación y confianza en la relación.

 

 

  • Habrá correspondencia entre ambos miembros en el sentido en que cada uno desempeñará distintos roles en función de las circunstancias de cada momento en donde un miembro demandará más atención que el otro, por lo que este miembro deberá ser su apoyo, y viceversa.

 

 

  • Tener igualdad en donde ambos miembros deberán equilibrar sus diferencias, capacidades y cualidades para conseguir un progreso satisfactorio y crecimiento de la pareja y de cada uno de sus miembros en igualdad de condiciones.

 

 

  • Establecer comunicación asertiva y escucha activa, ya que, teniendo presente que en toda relación se presentan conflictos, es necesario saber escuchar validando a la otra persona y saber expresarse de la manera más clara posible hablando en primera persona, es decir, hablar de ti y no hablar (o criticar) a tu pareja para poder resolver los conflictos de una mejor manera.

 

 

Como puedes ver, es fácil caer en una relación tóxica por las diferentes experiencias anteriores de cada uno y también porque llevar una relación sana implica mucho esfuerzo pero no es imposible y lo puedes lograr con las anteriores recomendaciones.

Para saber más: 

https://repositorio.comillas.edu/xmlui/handle/11531/23129

http://repositorio.uees.edu.ec/handle/123456789/2102

Laura Vanessa Gonzalez Acero

Practicante de psicología  en ASCOFAPSI

El Ghosting: cortar una relación sin ninguna explicación

El Ghosting es un término que significa “hacerse el fantasma” y es acuñado por los países de habla inglesa pero no por la RAE, por esta razón es que hay una falta de conocimiento y contextualización en países de habla hispana. El fenómeno del ghosting ocurre cuando una persona se aparta de una relación sin dar ninguna explicación, ejecutando conductas de rechazo o distanciamiento como dejando de contestar los mensajes, llamadas e incluso bloqueando a la persona en redes sociales, lo que genera confusión, culpa, ansiedad, incertidumbre e inseguridad en la persona que ha sido abandonada ante la falta de explicación.

 

Una de las causas por las cuales se presenta este fenómeno en las diferentes relaciones es porque la persona que lo practica percibe que los intereses físicos, intelectuales o emocionales no son suficientes, por la existencia de otra persona con quien puede crear un vínculo amoroso, porque no está en sus planes estar con la otra persona, presenta otros problemas y por lo tanto no le presta atención a la persona, por presentar una respuesta de escape ante las exigencias de la otra persona o también podría se por la falta de experiencia o de madurez para continuar con la relación y por la falta de habilidades para confrontar a otras personas y para conversar físicamente ya que muchas de estas se han desarrollado en base a la virtualidad. 

 

Adicional, respecto a las razones por las cuales se finaliza una relación en general, son explicadas por el sociólogo Duck en 1982 donde señala que estas acaban por falta de semejanzas entre las partes, por la ineficacia en los medios de comunicación e interacción entre la pareja, por el desgaste producido por el aumento de conflictos y por una situación incontrolable que impide que el vínculo continúe.

 

Te preguntarás qué puedes hacer ante una situación como esta, acá te dejamos algunas recomendaciones para que lleves de una mejor manera el proceso:

 

 

  • Asegúrate si en realidad tomó la decisión de ignorarte o si suspendió en general su vida social por alguna circunstancia problemática para evitar malos entendidos.

 

 

  • Si no dio respuesta pregúntate si era un vínculo significativo ya que tal vez la persona no vió motivos para seguir conversando.

 

 

  • Recuerda que no sabes la razón concreta por la cual se alejó, por ende no te culpes por las decisiones que esa persona haya tomado.

 

 

Para saber más: 

http://repository.libertadores.edu.co/handle/11371/2304

 

Laura Vanessa Gonzalez Acero

Practicante de psicología  en ASCOFAPSI

¿Cómo aumentar la responsabilidad afectiva?

Es común escuchar que cada persona es responsable de sus emociones y de cómo las gestiona pero esto le quita toda la responsabilidad a las personas implicadas en las relaciones manteniendo la culpa en la personas afectada, por ende, un elemento básico de las relaciones sanas es la responsabilidad afectiva que se basa en el diálogo, cuidado y respeto de los sentimientos y emociones que se den en cualquier tipo de relación, esto implica que las personas inmersas en ella sean conscientes de que cualquier acción traerá una consecuencia y es allí donde se debe ser empático para evitar hacer cosas que dañen o lastimen al otro.

 

No se puede hablar de responsabilidad afectiva sin implicar la inteligencia emocional que es definida como la capacidad para percibir, asimilar, comprender y regular las emociones propias y la de los demás mediante la empatía, el diálogo, la negociación, la cooperación y la resolución de conflictos de una manera constructiva.

 

Algunas de las recomendaciones para trabajar en la responsabilidad afectiva son: 

 

  • Fomentar una comunicación clara y honesta donde se den a conocer los diferentes puntos de vista como también los sentimientos que aparecen respecto a actitudes, acciones o circunstancias para así evitar caer en una relación con engaños e incómoda a la hora de expresarnos.

 

 

 

  • Establecer límites mediante acuerdos y consensos de las partes, los cuales serán respetados para poder establecer una relación libre, sana, honesta y respetuosa dejando en claras cada una de las posiciones evitando que se puedan vulnerar por la desinformación.

 

 

 

  • Validar los sentimientos y emociones del otro teniendo presente que ninguno es más importante que el otro y buscando un equilibrio que garantice que los dos se sientan valorados y escuchados, de esta manera se evitará hacerle daño a la otra persona sin intención.

 

Ten presente que la responsabilidad afectiva es muy necesaria en todos los tipos de vínculos que mantengas con las otras personas, tanto en los familiares como en las amistades.

 

Para saber más: https://ciencia.unam.mx/leer/1306/responsabilidad-afectiva-la-nueva-busqueda-del-amor

https://www.uniminutoradio.com.co/responsabilidad-afectiva-para-relaciones-sanas/

 

Laura Vanessa Gonzalez Acero

Practicante de psicología  en ASCOFAPSI

Importancia de la autoestima en las relaciones de pareja

Se ha oído hablar de la autoestima y su importancia a nivel individual en cada persona, pero sabemos muy poco sobre su importancia en otras áreas de nuestra vida, como lo es en las relaciones de pareja.

Para comenzar podemos preguntarnos ¿Qué es la autoestima? 

La autoestima es el valor negativo o positivo que la persona se da a sí misma que depende de los rasgos corporales, emocionales y mentales que constituyen la personalidad, esta está presente a lo largo de su vida influyendo en en distintos ámbitos, ya sea a nivel emocional, en la satisfacción con las relaciones, con el trabajo, en la salud física y es un importante predictor de la felicidad.

 

Los tipos de autoestima son: 

  • Autoestima baja: La valoración de sí misma es muy pobre, se siente incapaz, resalta sus características negativas, disminución de sus capacidades y destrezas.
  • Autoestima media: La persona se siente valiosa y capaz en algunos momentos pero en otros se siente mal debido a diversos elementos, como por ejemplo la opinión de los demás.
  • Autoestima alta: Este es el nivel más deseado ya que la persona se valora de forma positiva, teniendo confianza en sus capacidades y un juicio crítico de sus destrezas que le permite adaptarse a las exigencias del medio.
  • Autoestima inflada: La persona tiene una valoración exagerada de sí misma al  idealizar sus rasgos y características, esto le genera dificultades para reconocer errores y puede tener una actitud de desprecio hacia los demás.

 

Entonces, ¿crees que tu autoestima puede afectar tu relación de pareja? La respuesta es si, eso se debe a que dependiendo del nivel de autoestima que tenga la persona, le facilitará o le dificultará manifestar y expresar sus emociones frente a otros, también influirá en la calidad de las interacciones sexuales que tenga y en su satisfacción con las mismas, también, cuando la persona se siente segura en su relación, esto le permite sentirse más cercano y vinculado a la misma, es ahí donde las personas con baja autoestima subestiman el amor y las percepciones positivas que su pareja puede tener de sí mismos. 

 

Para mejorar o fortalecer tu autoestima mientras estás en una relación de pareja te brindamos algunas ideas:

  • Crea proyectos que te emocionen y que estos estén más allá de tu relación, esto para que tu autoestima no dependa de las experiencias con tu pareja, algunos de los proyectos que podrías llevar a cabo podría ser hacer deporte o realizar tus hobbies.
  • Establece límites en tu relación, es decir, aprende a decir “si” y “no” cuando lo consideres necesario para ti, de esta manera podrás evitar situaciones conflictivas y que lleven a la disminución de tu autoestima.
  • Si algo te molesta o te incomoda, díselo a tu pareja, ya que la comunicación es un buen método para darnos nuestro valor y que las otras personas nos traten como deseamos que lo hagan.

 

Finalmente recuerda que muchas veces se pueden iniciar relaciones con el fin de llenar un vacío de nuestras inseguridades, también se pueden generar relaciones de dependencia al no sentirnos bien con nosotros mismo y necesitamos estar con alguien para que disminuya el malestar, y esto puede desencadenar que se acepten acciones de maltrato, así que toma cartas en el asunto y práctica algunas de las anteriores ideas para que mejore tanto tu autoestima como tu relación de pareja. 

 

Para saber más: 

https://revistacneip.org/index.php/cneip/article/view/97

https://revistas.udea.edu.co/index.php/psicologia/article/view/325206

 

Laura Vanessa Gonzalez Acero

Practicante de psicología  en ASCOFAPSI

Enamoramiento o amor ¿Qué estás sintiendo?

El enamoramiento y el amor son dos palabras que solemos confundir ya que son sentimientos muy parecidos, pero en su esencia tienen diferencias que valen la pena reconocerlas. Para ello empecemos por definir ¿qué es el amor? y ¿Qué es el enamoramiento?

El amor es un sentimiento humano de encuentro y unión con otro ser, referente al amor romántico, este se compone de una atracción intensa tanto física como emocional basándose en la pasión, la comunicación y el compromiso con la persona a la cual se conoce de manera íntima y personal.

Sternberg en 1986 plantea tres bases primordiales del amor: intimidad, pasión y compromiso. La intimidad hace referencia al sentimiento de cercanía, a la confianza en una relación sentimental y a la proximidad de la pareja a nivel de amistad, mostrando apoyo ante las adversidades. La pasión es la activación neurofisiológica o emocional que lleva a la atracción física y sexual, por medio del romance de estar juntos y la excitación. Y finalmente el compromiso es la decisión de amar y la certeza de ser amado con el objetivo de mantener unida la relación por un largo tiempo.

El enamoramiento es el sentimiento de idealización por una persona que se acompaña por la creencia de que no podrá conocer a alguien igual, viendo a la persona como especial y única, algo similar a una obsesión, etapa “psicótica”, fugaz e irracional ya que la conciencia se altera al olvidar los aspectos negativos de la persona.

De esta manera podemos evidenciar que algunas de las diferencias entre el amor y el enamoramiento son:

 

  • La intensidad: El enamoramiento es un sentimiento rápido, ciego, demasiado intenso, llegando a ser obsesivo y adictivo, casi como una droga, en cambio el amor es más estable, maduro y saludable.

 

 

  • El tiempo: El enamoramiento suele ser la primera etapa del amor, donde conoces a esa otra persona, te enamoras perdidamente y seguido a esto aparece el amor.

 

 

  • La racionalidad: Debido a que el enamoramiento se caracteriza por ser intenso, la percepción de las personas se afecta junto con su racionalidad al ver a su pareja como perfecta e idealizandola en todo sentido, en cambio el amor va más ligado a lo racional al aceptar a la persona tal y como es.

 

 

  • Los diferentes tipos de amor:

 

Cariño: Relación donde hay un alto grado de intimidad, con ausencia de pasión y compromiso a largo plazo.

Encaprichamiento: Relación donde hay un alto grado de pasión sin intimidad ni compromiso.

Amor vacío: Relación donde hay un alto grado de compromiso, pero con ausencia de intimidad, pasión, emocionalidad y atracción.

Amor romántico: Relación donde hay presencia de intimidad, pasión, atracción, confianza y cercanía.

Amor sociable: Relación donde hay intimidad y compromiso sin pasión y por lo tanto se considera como una amistad comprometida.

Amor necio: Relación donde hay pasión y compromiso sin intimidad debido a que no tienen muchas cosas en común.

Amor consumado: Este amor es el más completo debido a que tiene los tres componentes siendo el ideal para muchas personas.

Después de haber identificado las diferencias entre estos dos conceptos ¿En qué etapa consideras que te encuentras en este momento?

Para saber más: 

http://repositorio.uigv.edu.pe/handle/20.500.11818/1548

https://www.researchgate.net/profile/Fernando-Maureira-Cid/publication/271328168_Los_cuatro_componentes_de_la_relacion_de_pareja/links/54c57d7b0cf219bbe4f50890/Los-cuatro-componentes-de-la-relacion-de-pareja.pdf

Laura Vanessa Gonzalez Acero

Practicante de psicología  en ASCOFAPSI

Consumo político: estrategias de comunicación basadas en el voto ideológico y de rendimiento

“Introducción: Desde el consumo político, las estrategias de comunicación en campañas electorales muestran la importancia de estudiar los mensajes que se propagan a través de distintos medios digitales y sociales con el propósito de influir en la opinión pública para obtener un mayor número de votos. Por lo mismo, es relevante identificar y analizar las estrategias comunicativas racionales y emotivas presentes en los mensajes de campañas electorales que se relacionan con el denominado voto ideológico o de rendimiento. Método: Se realizó un estudio lingüístico descriptivo comparativo de los contenidos publicados por 15 candidatos políticos a elecciones territoriales (2019) de cinco ciudades principales de Colombia, en la red digital Twitter. Resultados: Los resultados muestran que los candidatos políticos comparten el uso de 20 estrategias comunicativas relacionales y dos emotivas. No obstante, son los candidatos electos quienes hacen más énfasis en el discurso racional y emotivo en contexto sociopolítico. Conclusiones: El discurso de los candidatos políticos elegidos como alcaldes se distingue por el uso de estrategias comunicativas relacionales centradas en el bienestar social con un tono emocional positivo, lo cual desvela que las propuestas electorales ganadoras usaron estrategias de comunicación orientadas a la obtención de un voto por rendimiento más que ideológico”. 

Artículo completo  en : La Revista de la Facultad de Psicología de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz.  Revista latinoamericana de Psicología. (2022) 54

Henry Borja-Orozco (2022). Consumo político: estrategias de comunicación basadas en el voto ideológico y de rendimiento. Revista Latinoamericana de Psicología, 54

Duelo anticipado en familiares de personas con enfermedad de Alzheimer: análisis del discurso

“La enfermedad de Alzheimer (EA) es la demencia más frecuente, un proceso crónico e incurable. Los cuidadores de personas con EA pueden experimentar duelo anticipado, así que el objetivo fue observar el desarrollo de este proceso en familiares de personas con EA. Participaron 10 cuidadores familiares de personas con EA en estado moderado o avanzado (70 % mujeres), de entre 18 y 80 años. Respondieron una entrevista semiestructurada y se usó la técnica del análisis cualitativo del contenido, empleando la triangulación de dos investigadoras. Además, se realizó un análisis descriptivo con SPSS V.26. Los resultados sugieren que los familiares de personas con EA pasan por un proceso de duelo anticipado: muestran sorpresa, ira y miedo; la mayoría (90 %) reconocía que su familiar estaba al final de la vida; todos realizaron reestructuraciones familiares para adaptarse a la nueva situación; el 30 % tenía la esperanza de que la salud de su familiar mejorara, mientras que el 70 % facilitaría el proceso de muerte. Así mismo, la mayoría se acercó más a su familiar (80 %) y la mitad (50 %) cambió positivamente su actitud hacia la muerte. Se identificaron mayores dificultades en mujeres, cuidadores principales convivientes con EA y que tienen un nivel de estudios básicos. Conocer los factores de riesgo y protección en el duelo anticipado puede ayudar a detectar a las personas en riesgo y a intervenirlas psicológicamente, potenciando los factores de protección”.

 

Artículo Completo en: la Revista del Programa de Psicología de la Universidad del Rosario. Avances en Psicología Latinoamericana. 2021 39 (2)

Juan Calabuig, K., Lacomba-Trejo, L., & Pérez-Marín, M. (2021). Duelo anticipado en familiares de personas con enfermedad de Alzheimer: análisis del discurso. Avances En Psicología Latinoamericana , 39(2).

El amor romántico y los procesos psicológicos

El amor romántico y los procesos psicológicos

Sócrates lo llamó eros y resaltó no solo sus virtudes, sino también sus vicios por saberse siempre carente y necesitado. Parménides dijo, “es el primer dios”. Y es que durante siglos fue el objeto de filósofos, poetas, músicos y artistas. Finalmente, Shakespeare sentenció al amor romántico como vapor de suspiros hasta el malestar y la más pesada carga. 

A principios del siglo XX, Freud lo concibió como una sublimación de impulsos sexuales del Ello. El amor romántico seguía siendo considerado tema misterioso, casi tabú para la ciencia. No sería hasta los años 70 y 80 del siglo XX que tal experiencia tan ubicua como indescifrable tendría intentos de explicación empírica. Desde entonces, investigadores resaltaron la existencia independiente y particular del amor romántico, por separado de otras experiencias de amor, como la compasión y el cariño, el amor fraternal, el amor materno y paterno, el amor filial, el amor a la naturaleza, o incluso, el amor platónico. Decía Helen Fisher, nadie se suicida por no lograr un orgasmo, pero sí por no saberse amado de quien despierta todas sus pasiones e ilusiones. 

Diversos estudios resaltaron entonces que el amor romántico es un motor motivacional y emocional, que altera por completo la psicología no solo humana, sino incluso de otras especies. La pasión por el otro se entendió, no se limita a solo el placer sexual, sino que es también desahogo emocional y de apegos; la obsesión por el objeto de amor no conoce saciedad ni conveniencia, como ya lo sabía Sócrates; y la intimidad cercana y cariñosa termina siendo si acaso el único remedio a una mente inundada por los vapores shakespereanos. Gracias a avances en la explicación de la especie que somos, una historia evolutiva mamífera y primate se convirtió en el telón de fondo de miles de millones de pequeñas historias entre amantes, esas que Jorge Luis Borges afirmó se llegan a vivir como la misma medida del tiempo. 

Una psicología es claramente un caleidoscopio emocional cuando pensamos en lo universal y particular que al mismo tiempo resulta la experiencia del amor romántico. Vivida con mayor o menor intensidad por tantas personas, siempre resulta una prueba de como percibimos el mundo con una particular disposición emocional; Clyde Hendrick decía, los amantes usan gafas de colores. También, una prueba de cómo atendemos al mundo seleccionando lo que es de nuestro interés; decía la neurocientífica Helen Fisher, es un estado alterado de consciencia; y finalmente, una historia delicadamente elaborada con los artificios de la memoria y la identidad personales; sentenciaba Virginia Woolf, “es solo una ilusión. Una historia que uno construye en su mente sobre la otra persona. Y uno es consciente todo el tiempo de que no es verdad. Por supuesto que lo sabe, por eso tiene cuidado en no destruir la ilusión”.  

Nodo de Procesos Psicológicos Básicos y del Comportamiento

Doctor Juan Francisco Muñoz Olano

Coordinador del Nodo de Procesos Básicos y del comportamiento

Fe de erratas: En esta publicación anteriormente y por error nuestro aparecio con la autoria de Andres Felipe lamentamos y presentamos disculpas

Autolesiones no suicidas. Factores de riesgo, salud mental y adolescencia

“Los servicios hospitalarios no siempre prestan atención debida a las  conductas autolesivas;  solo atienden intentos de suicidio fallidos. De ahí la  importancia  de  investigar  estas  conductas,  su  etiología,  los  factores  de  riesgo  y  por qué los adolescentes son más propensos a ejecutarlas. Objetivo analizar los factores de riesgo que anteceden a la  conducta  autolesiva  no  suicida  en  los estudiantes de los grados décimo y undécimo de El Bordo. Método: se estudió una muestra de 150 estudiantes de los grados décimo y undécimo, entre 15 a 19 años con una media de 16.09, 59 son hombres y  91 mujeres.  El  tipo  de  investigación  es  cuantitativa  no  experimental,  descriptivo-relacional.   Para   la   variable   de  autolesiones  no  suicidas  se  utilizó  el  Inventory  of  Statements  About  Self-injury (ISAS) y para la variable de  salud  mental  el  Inventario  de  Síntomas  SCL-90-R.  Resultados:  se  detectan  en  la  conducta  autolesiva  no  suicida  factores  de  riesgo  interpersonal e intrapersonal y problemas de salud mental. Conclusiones: el factor de riesgo intrapersonal y los problemas de salud mental (somatizaciones,  depresión,  ansiedad  y psicoticismo) están relacionados con la conducta autolesiva no suicida. Apropiarse del tema de autolesiones no suicidas al personal de salud mental, ya que estos están enfocados a las autolesiones de tipo suicida”. 

 

Artículo Completo en: la Revista de la Escuela de Psicología de la Universidad de Manizales.  Tempus Psicológico, 2022. 5(2)

Ramírez, D. C. y Restrepo, J. A. (2022). Autolesiones no suicidas. Factores de riesgo, salud mental y adolescencia. Tempus psicológico, 5(2)

Variables personales y contextuales predictivas de perpetración de violencia en el noviazgo en la adolescencia

“Los estudios previos sobre el tema indican que ser víctima de malos tratos en la infancia y ser testigo de violencia conyugal en los padres son variables predictoras de la violencia en el noviazgo entre adolescentes; así como que la influencia del grupo de pares, el uso del alcohol y el sexo femenino aumentan el riesgo para la violencia en el noviazgo, aunque estas son variables todavía poco investigadas. Teniendo esto en cuenta, con el presente estudio transversal y descriptivo se investigó respecto a las variables personales y contextuales asociadas a la perpetración de violencia en el noviazgo en 403 adolescentes, de 14 a 19 años, de escuelas públicas y privadas en la Región Metropolitana de Porto Alegre, Brasil. Como resultados, una regresión logística multivariada indicó que haber sufrido maltrato psicológico en la infancia aumenta 5.37 veces (95 % IC  =  2.30-12.57)  la  probabilidad  de  que  un  adolescente  sea  perpetrador  de  violencia  verbal-emocional  en  el  noviazgo.  Otras variables, como ser testigo de violencia conyugal, la influencia del grupo de pares, el consumo de alcohol y el sexo femenino, no se mostraron significativas. Este estudio recoge evidencia de aspectos intergeneracionales de la violencia en el noviazgo e indica la necesidad de programas de prevención e intervención con los adolescentes.

 

Artículo completo  en : La Revista de la Facultad de Psicología de la Universidad Católica de Colombia.   Acta Colombiana de Psicología, 2020, 23 (2)  

Borges, L. J., Heine, J. A., & Dell’Aglio, D. D. (2020). Variables personales y contextuales predictivas de perpetración de violencia en el noviazgo en la adolescencia. Acta Colombiana de Psicología, 23(2)